30 de setembre 2011

MUESTRAS Y BOTONES


Es evidente que el Alcalde Xavier Trias tiene prisa para hacer saber a los barceloneses cuales son sus preferencias a la hora de gobernar la ciudad. Aún no han transcurrido 90 días desde que recibió la vara de mando y ya ha dejado claras sus prioridades. Prioridades que, de momento, se resumen en dos: utilizar la amnesia política cuando convenga y desmontar la obra del anterior gobierno. Para muestra unos botones.
En el pasado mes de julio se llevó a cabo un acto para celebrar que la tuneladora Barcino había acabado sus trabajos en la ciudad sin el más mínimo contratiempo. Pues bien, Xavier Trias fue incapaz de admitir su error al oponerse a la estación de La Sagrera y al paso del AVE por la ciudad. Tan sólo dijo que ”lo pasado, pasado”. .. Sin duda, una argumentación de peso para un gobernante.
Ahora, a la vuelta de vacaciones, ha anunciado, mediante su escudero en materia de educación Eduard Ardanuy que el Ayuntamiento hará conciertos con guarderías privadas. Este año la oferta pública ha cubierto el 52% de la demanda. Unas plazas, donde la educación especial está garantizada y a las que se accede por sorteo y en función de los ingresos económicos de las familias. Olvida el Alcalde que las guarderías públicas cumplen una incuestionable función social y son referencia para muchas ciudades. Además, están basadas en unos principios pedagógicos que en manos privadas es muy difícil que se puedan garantizar.
Otro ejemplo: el plan de usos de Ciutat Vella (veto a la construcción de más plazas hoteleras y regulación estricta de apartamentos turísticos) está en peligro, ya que CiU, con la connivencia del PP han rechazado una propuesta de la oposición que defendía mantener las actuales restricciones en el centro histórico, bastante castigado ya por la actividad turística.
Ésta es “la transición nacional” que propone CiU. Atención ciudadanos que esto no ha hecho más que empezar.

Bernardo Fernández
Publicado en ABC 28/09/2011