31 de juliol 2012

LA FRUSTRACIÓN GARANTIZADA

Desde que Artur Mas tomó posesión como Presidente de la Generalitat, en diciembre de 2010, su equipo y él se han dedicado, casi obsesivamente, a reducir gastos por la vía de recortar servicios. Hospitales con plantas y quirófanos cerrados, ambulatorios funcionando a medio gas, servicios sociales bajo mínimos, retrasos de más de un año en el pago de las facturas a las farmacias, funcionarios con los sueldos recortados y sin pagas extras, son entre otros el decorado habitual de la sociedad catalana en estos momentos.


Pues bien, es evidente que esta situación está generando un fuerte mal estar que de forma progresiva se está trasladando a la calle, de momento de forma tranquila e incluso un tanto festiva. Ahora bien, no es descabellado pensar que a medida que pasen los días y las condiciones de vida se endurezcan, las cosas evolucionen y no para bien precisamente.

Tal vez por eso, los dirigentes de Convergencia i Unió (CiU) en previsión de lo que pudiera suceder, pusieron en su programa electoral de 2010, como tema estrella, la consecución de un pacto fiscal equiparable en funcionamiento y rendimiento económico al concierto vasco o navarro. De hecho, desde entonces éste ha sido el leitmotiv de todas las acciones y las intervenciones del Gobierno de la Generalitat y de forma muy especial de su presidente.

Según encuestas realizadas por la propia Generalitat, el 82% de la población catalana quiere el pacto y más del 45% está por la Independencia. De todos modos, curiosas encuestas éstas, no se les ha ocurrido preguntar sobre lo que piensan los ciudadanos de los recortes o la corrupción, pongamos por caso. Sea como fuere, las cifras que dan estos sondeos han envalentonado a la federación nacionalista y de ahí que, después de marear la perdiz durante más de un año y medio, se convocara un pleno del Parlamento autonómico para tratar el tema el pasado 25 de julio.

Un pleno que, casualidades de la vida, se llevó a cabo el mismo día que Cataluña hacía pública su petición de rescate al Gobierno central, acudiendo a buscar financiación al fondo de liquidez autonómico (FLA) para evitar el impago a proveedores, centros concertados y empleados públicos. Sin duda una acción de una gran coherencia política, ya que mientras se pide ayuda a papá Estado, para que nos eche una mano y no nos deje en la estacada, los dirigentes políticos del país con el presidente a la cabeza, aprueban iniciar el camino hacia lo que ellos mismos denominan “estación intermedia” para alcanzar “la plena soberanía” de Cataluña. “Cosas veredes mio Cid” que diría un clásico.

En el mencionado pleno, Artur Mas hizo hincapié en que la nueva financiación era un objetivo “de país” y aseguró que sería “la solución a todas nuestras necesidades”. La propuesta salió adelante con los votos de CiU, ERC e ICV. Ni los socialistas ni el partido popular votaron a favor del nuevo sistema. Mientras el PSC se mantenía en una ambigüedad calculada, el PP votó en contra por considerar que este pacto fiscal va contra España y augura un “choque de trenes”. Pintan bastos para Artur Mas y sus aspiraciones soberanistas. La negociación que deberá mantener con el Gobierno central más que difícil será imposible; además, ni tan siquiera podrá contar con el soporte de los dos grandes partidos del Congreso.

La propuesta aprobada por el Parlamento catalán pivota en cuatro puntos básicos:

Hacienda propia: La Agencia Tributaria de Cataluña será la única Administración responsable que asumirá la gestión completa todos los tributos soportados en Cataluña.

Competencias: Esta agencia tendrá plena capacidad y atribuciones para decidir, organizar y ejecutar sus funciones.

Política fiscal: La Generalitat tendrá plena capacidad y responsabilidad para decidir sobre todos y cada uno de los impuestos, asegurando el principio de progresividad fiscal.

La aportación catalana: la Generalitat pagará al Estado las competencias o los servicios comunes que afecten a Cataluña y en concepto de cooperación interterritorial la aportación se acordará bilateralmente y se revisará cada cinco años.

Considero que después de leer este núcleo vertebrador del pacto fiscal huelgan los comentarios.

Ahora bien, no nos conviene olvidar que, entre otras cosas, la política es el arte de lo posible. Así pues, no nos debería extrañar que tras el intento de negociación venga el portazo correspondiente… y otra decepción, una más. Es lo que sucede cuando los pueblos se dejan gobernar por incompetentes, entonces la frustración está garantizada.



Bernardo Fernández

Publicado en la Voz de Barcelona 30/07/12

23 de juliol 2012

CONTRACCIÓ

Segons reflecteixen les últimes estimacions macroeconòmiques de Goldman Sachs, Espanya sofrirà una contracció del producte interior brut (PIB) de l'1,4% en 2012 i de l'1,2% el proper any. D’aquesta manera empitjora els seus pronòstics per al país, ja que anteriorment l’empresa consultora preveia una caiguda de l'activitat de l'1,2% i del 0,1%, respectivament.


Segons diu Goldman Sachs augura que Espanya no serà capaç de complir els objectius revisats de reducció del dèficit, ja que espera que el desequilibri pressupostari al tancament de 2012 serà del 6,7% del PIB, enfront del 6,3% establert, mentre que espera que el dèficit en 2013 se situï en el 5,9%, enfront del 4,5% fixat com a nova meta.

Per al conjunt de la zona euro, l'entitat preveu que el PIB retrocedeixi mig punt en 2012 i amb prou feines creixi quatre desenes en 2013, amb Alemanya al capdavant de la recuperació amb un 0,9% aquest any i un 1,3% el proper, mentre França creixerà un 0,2% i un 0,9%, respectivament.

D'altra banda, Goldman Sachs adverteix en el seu informe que Espanya probablement necessiti rebre assistència més enllà de la prestada al seu sistema bancari com a conseqüència de la gravetat del seu problema de deute extern i les rigideses estructurals.

"Espanya representa un clar exemple de la fase d'acumulació de deute de “sobreendeudamiento” internacional i un exemple actual d'un cessament sobtat del finançament privat", afegeix Goldman Sachs, que recorda que, a la fi de 2011, els passius exteriors nets d'Espanya s'havien apropat a nivells similars als de Grècia, Irlanda o Portugal.

L’entitat nord-americana assenyala que l'ajuda externa per a Espanya ha seguit una estratègia de "desapalancamiento assistit", i opina que "les transferències implícites en l'ús del Fons Europeu d'Estabilitat Financera (FEEF) per recolzar als bancs espanyols probablement necessitaran estendre's més enllà dels bancs per protegir a Espanya de les pressions dels mercats".

En concret, l'entitat considera probable que el FEEF sigui utilitzat per adquirir deute espanyol al mercat primari, la qual cosa no necessàriament implica sotmetre al país a un programa complet de la 'troica', però sí podria suposar una extensió de l'actual 'rescat light'.

"La nostra anàlisi ens porta a concloure que Espanya necessitarà més ajuda exterior, encara que, donades les limitacions i la major grandària de l'economia espanyola, la forma que adopti aquest respatller necessitarà ser més flexible del que va anar en el cas d'altres economies", assenyala.

Aquest és el punt de vista duna de les grans empreses del sistema financer mundial. Sobren els comentaris.



Bernardo Fernández

Publicat a e-notícies.com 18/07/12

REVESES

Artur Mas ganó las elecciones al Parlament de Cataluña de 2010 con la promesa de sacar al país del caos, en que supuestamente le había sumido el Govern d’Entesa. Para ello, constituyó, según dijo, el”Govern dels millors”. Un gobierno que, tras casi 20 meses de ejercer el poder, ha ocasionado más paro, está desguazando el Estado de bienestar, ha paralizado “sine die” infraestructuras vitales como la línea 9 del metro, entre otras y ha sido, y eso es lo más grave, incapaz de generar ilusión y confianza en la ciudadanía. En definitiva, y a juzgar por sus acciones, un gobierno de mediocres.


Tan sólo en el ámbito de los signos identitarios, de los supuestos agravios y de la queja permanente, Mas ha dado lo que de él se esperaba. Incluso, yo diría que ha superado las expectativas que había generado.

A pesar de que CiU ha votado, sin rechistar, todas las reformas planteadas por el PP, la desconsideración del Gobierno central con el Gobierno de Cataluña, se puso de manifiesto en el Consejo de política Fiscal y Financiera celebrado días atrás en Madrid. Según el Conseller catalán de Economía, Andreu Mas-Colell, a pesar de llegar con el ánimo de alcanzar acuerdos se toparon con el “ordeno y mando“.

Pero los reveses para Artur Mas y los suyos no se acaban ahí. En la cumbre convocada para aunar voluntades entrono al Pacto Fiscal, se puso de manifiesto que los dos grandes partidos, PSC y PP, están muy lejos de asumir los maximalismos que plantea CiU en materia fiscal.

Todo parece indicar que lo que buscan, en realidad, los nacionalistas es que Gobierno central rechace su propuesta de financiación sin contemplaciones. De ese modo, resultaría fácil construir un nuevo argumentario con supuestos agravios contra Cataluña. Así, sería fácil justificar el punto de partida de CiU hacia el independentismo. ¿Adonde nos puede llevar esa deriva? El tiempo dirá.



Bernardo Fernández

Publicado en ABC 18/07/2012

16 de juliol 2012

TIRAR DEL HILO

Debo admitir que no comparto muchos de los planteamientos políticos que proponen Rosa Díez y su equipo. Ahora bien, reconozco y aplaudo, sin ambages, la valentía demostrada por el partido político que Diez dirige, Unión Progreso y Democracia (UPyD), presentando una querella contra 33 antiguos miembros del consejo de administración de Bankia y su matriz el Banco Financiero y de Ahorro (BFA).


Querella que, al ser admitida a trámite por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, ha hecho que UPyD tenga sus cinco minutos de gloria. Que esta investigación se haga por vía judicial y no en el Congreso de los Diputados, es todo un síntoma de cómo está nuestro sistema político,

Resulta lamentable que nuestra cámara de representantes no haya desempañado en este affaire un papel equiparable al que llevó a cabo el Congreso de los Estados Unidos, tras el fiasco financiero de 2008, o al del Parlamento Británico, en el que ha comparecido, ante el Comité de Finanzas, Bob Diamnod ex consejero delegado de Barclays, tan sólo 24 horas después de presentar su dimisión.

Es evidente que el perfil político de casi todos los implicados, entre los que merece mención especial Rodrigo Rato, ex vicepresidente del Gobierno y ex director del FMI, confieren una dimensión política a esta causa. Y ese ha sido el motivo principal que ha impedido que el Congreso, por indicación del Ejecutivo, creara una comisión de investigación para dilucidar lo sucedido en una entidad financiera que ha precisado ser nacionalizada y una inyección de más de 23.000 millones de euros para sanear sus cuentas.

Este cúmulo de circunstancias, ha hecho que la caída de Rodrigo Rato se haya convertido en una pesada mochila para buena parte de las políticas económicas de Mariano Rajoy. Tanto en el Gobierno como en el PP, el asunto preocupa y mucho. Son conscientes de que la imagen que se proyecta a la sociedad es pésima. Además, prolifera la sensación fundada de que el proceso será largo, el resultado incierto y, no se puede olvidar, que Rodrigo Rato es un icono dentro del partido.

Por otra parte, hay que tener muy presente que ha sido el Presidente Rajoy quien ha dejado caer al que había sido su contrincante en la sucesión a Aznar. Tal vez por eso, nadie está dispuesto a apoyarle, al menos de forma abierta. Asimismo, muchos de sus compañeros, aunque de forma velada, critican su actitud. Rato demostró que estaba dispuesto a responder y dar batalla al hacer pública una carta que previamente había enviado a todos los consejeros de Bankia, en la que no sólo defendía su gestión, sino qué en la misma señalaba que la entidad no necesitaba, para ser saneada, los 19.000 millones que había estimado su sucesor, José Ignacio Gorigolzarri.

De igual forma, son bastantes los que piensan en las filas populares e incluso en el Gobierno que una comparecencia en el Congreso de Rato y otros responsables de Bankia, sería una temeridad, ya que nadie puede prever lo que sucedería si a los presuntos responsables del fiasco financiero se les da un micro y una tribuna como la de la Carrera de San Jerónimo.

Sea como fuere, la investigación, por higiene democrática, es indispensable. No olvidemos que, entre otras irregularidades, se anunciaron beneficios donde había perdidas abismales y se ocultaron datos a los inversores mientras la entidad salía a Bolsa El agujero era tan profundo que nos abocó a pedir un rescate. Sustanciar tan descomunal desaguisado sin dar cumplidas explicaciones a los sufridos contribuyentes, sería un insulto a la inteligencia.

De la misma manera que, también, será un insulto a la inteligencia no tirar del hilo para esclarecer, con pelos y señales, lo sucedido en las cajas catalanas. El Parlamento catalán, a diferencia de lo sucedido en el Congreso de los Diputados, si que ha constituido una comisión para clarificar las posibles irregularidades de las mencionadas cajas. Pero, aquí, CiU y PP ya han constituido un frente común para limitar la investigación a las entidades que han requerido ayudas públicas.

De todos modos, justo es decir que la fiscalía de Barcelona ha abierto una investigación sobre las “elevadas” retribuciones que recibieron altos cargos de Catalunya Caixa. El ministerio público recuerda que la entidad “ha necesitado ayudas públicas del Estado” y por ese motivo hay que averiguar si directivos y consejeros recibieron sus honorarios procedentes del erario. Veremos. Tiempo habrá para analizar esta cuestión.

De momento, las conclusiones son claras y contundentes: los ciudadanos estamos hartos de tanto mangoneo y tenemos todo el derecho y toda la legitimidad para saber como actúan los dirigentes de la sociedad. Es decir, exigimos, transparencia total y justicia. Después, si no se hace lo que corresponde que nadie se extrañe si hay desafección política y la ciudadanía se indigna. Bastante hemos aguantado ya.


Bernardo Fernández

Publicado La Voz de Barcelona 11/07/2012

AJUDES

Sempre he pensat que mai seria nacionalista i que mai votaria una opció política d’aquestes característiques. Amb el temps aquesta idea es reafirma.

Dies enrere, vaig llegir les declaracions del portaveu del Govern, Francesc Homs, on desmentia que el govern estigui duent a terme cap mena de rescat econòmic al Grup Godó Però, en canvi, si admetia que se'ls hi han atorgat ajudes com a qualsevol altre mitjà permeses per llei. He d’admetre que aquestes declaracions em tranquil•litzen, només faltava que les ajudes que dona el govern estiguessin al marge de la llei. Ara bé no me’n puc estar de fer una pregunta: a quantes famílies, d’aquestes que tenim a casa nostra i que ho estan passant malament, s’haguessin pogut ajudar? Això estaria dins de la llei? Són més importants els mitjans de comunicació que les persones?

Segons el portaveu governamental els darrers 5,5 milions d’euros que ha rebut l’empresa de les rotatives de La Vanguardia, són de caràcter bianual i se’ls han atorgat com es venien fent fins ara, perquè és raonable apostar per qualsevol mitjà en català ja que encara hi ha més suports informatius en castellà que en català i en aquest sentit, ha afegit, cal tenir una actitud pro activa.

Francesc Homs no s’ha tallat i ha manifestat que segons el seu criteri aquesta subvenció és raonable, encara que la situació de crisi que estem vivint afecta més els més desvalguts. Però és que tot seguit, sense immutar-se, ha negat que malgrat els més de 8 milions d’euros que s’ha endut el compte d’explotació del Grup Godó “hi hagi cap xifra final de rescat, és a dir segons el seu parer, “la xifra és zero”.

Rescat o no, tan se val, el nom no fa la cosa. El que aquí es important és que es donen 8 milions d’euros per a que un diari, en català, tiri endavant. En canvi a famílies i persones amb dificultats se’ls nega qualsevol tipus d’ajut amb l’argument de que estem en crisi i no n’hi ha recursos, però per fer la caldo gros els poderosos si que hi ha recursos.

Queda clar que per determinades opcions polítiques, un diari en llengua pròpia és prioritari a rebaixar les llistes d’espera, obrir quiròfans, subvencionar escoles bressol o qualsevol altra tipus de política que tingui a veure amb l’Estat del benestar. És evident, d’això se’n diu nacionalisme.



Bernardo Fernández

Publicat a e-notícies.com 01/07/12

El blog de Bernardo Fernández: HACER DE LA NECESIDAD VIRTUD

El blog de Bernardo Fernández: HACER DE LA NECESIDAD VIRTUD : Vivimos tiempos difíciles para el socialismo europeo. Los gobiernos de izquier...