11 de març 2010

TRILEROS CON CORBATA


Por las Ramblas de Barcelona y alrededores pululan unos individuos que se dedican a engatusar a los incautos que por allí pasean. Se les conoce como trileros. Su tarea consiste en ocultar con gran rapidez una chapa u otro objeto, en uno de tres cubiletes que tienen colocados boca abajo; entonces el transeúnte apuesta para decir donde quedo el objeto y, claro, nunca acierta.

Me parece oportuno empezar este artículo con este comentario porque algo similar está sucediendo en la mesa que trata la reforma del mercado laboral. Tal vez no tanto en la forma como en el fondo. Veamos.

Días atrás el presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, -también presidente de Air Comet, la línea aérea que en las últimas fiestas navideñas dejó miles de personas tiradas en los aeropuertos con el billete pagado y sin poder volar- filtró a un prestigioso medio de comunicación, mediante un artículo, las propuestas que horas más tarde llevaría a la negociación. Resulta que, más allá de la falta de consideración hacia sus interlocutores por esa acción, una de las propuestas era un contrato en precario, sin derechos, para los menores de 30 años. Querían, Díaz Ferrán y los suyos, que fuera un contrato de una duración entre seis meses y un año, sin protección por desempleo y sin cotizaciones a la Seguridad Social. Es evidente que una propuesta de esta índole no puede prosperar en una mesa de reformas que lo que busca con la negociación es eliminar tanto como sea posible la precariedad laboral y aumentar el empleo estable. Como no podía ser de otra manera la patronal y sus representantes tuvieron que archivar el contrato en cuestión

No deja de sorprender que a la cabeza de la patronal española, donde hay empresarios serios y responsables con una brillante hoja de ruta, esté un personaje con el currículo de Díaz Ferrán, con un currículo más propio de un trilero que de una persona capaz de generar riqueza. Unos sostienen que utiliza esas trapacerías porque se siente acosado por todas partes y así gana tiempo. Otros opinan que en realidad lo que busca es la foto con el Presidente Zapatero. Tampoco falta quien hace una lectura más política y entiende que lo que en el fondo persigue es desgastar políticamente al gobierno. En cualquier caso, este personaje no cae en la cuenta que todo eso es una aberración y está poniendo entredicho el prestigio del colectivo empresarial tan importante siempre, pero que lo es mucho más en un momento tan decisivo como éste.

Necesitamos llevar a cabo una reforma del mercado laboral que pueda se viable y duradera y Díaz Ferran, con corbata o sin ella, ha demostrado que no es la persona para llevar a cabo esa negociación. La CEOE debe reaccionar.

Bernardo Fernández
Publicado en ABC 10/02/10

LA MARCHA AMARILLA

Buena parte de la sociedad catalana, inducida por sus líderes políticos y agitadores sociales a sueldo, camina imperturbable hacia el abi...