22 d’octubre 2008

NACIONALIZANDO


Resulta paradójico que el país que es la cuna del capitalismo, EE.UU. haya tenido que recurrir a la nacionalización parcial de determinadas entidades financieras para dar seguridad a su sistema. Podría ser gracioso sino fuera realmente dramático, ya que detrás de todo este “crash” económico hay atrapadas miles y miles de familias que tienen su futuro en el aire.

Las nacionalizaciones eran un valor en el ideario del mal llamado socialismo real. En la España preconstitucional fue una idea con mucho predicamento para la gente de izquierdas. Después, con la llegada de la democracia y el encuentro con la dura y nada poética realidad hizo que esa utopía, como tantas otras, fuera quedando en el olvido.

Hoy, muchos años después, nos encontramos que el modelo de economía liberal, en el que todos estamos inmersos, hace aguas y da la sensación que se desmorone por momentos. Algo se debía hacer. Había que frenar la caída libre. Pues bien, en esta ocasión, el más listo de la clase ha sido Gordon Brown, primer ministro británico, que ha puesto sobre el tapete unas medidas de soporte y rescate para las entidades financieras de su país que rápidamente han sido copiadas, con variantes y matices por los gobiernos de los países de la euro zona, También el Gobierno Federal de EE.UU ha implementado sus primeras medidas, a todas luces insuficientes, con recetas muy similares a las del premier británico.

Ante este estado de cosas es prematuro pretender saber como va a evolucionar la situación, pero parece bastante evidente, y así lo avalan un sinfín de analistas, que este es el camino: nacionalizar de forma parcial y temporal entidades financieras que hayan sido afectadas por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Los efectos tardarán en producirse. Hay que recuperar la confianza perdida y ver la reacción de la economía real.

En cualquier caso, y por si sirve de algo, nos conviene saber que el sistema bancario español fue saneado a finales de los setenta y principio de los ochenta. En aquel entonces, aquí se creó una especie de UVI bancaria liderada por el Banco de España y los grandes de la época. En principio fue un mal negocio, pero eso hizo posible una limpieza que desembocó en una concentración bancaria que hoy continúa teniendo plena vigencia. Tal vez ahora, hay que aprovechar la coyuntura y realizar alguna nueva fusión.

Por otra parte, sería bueno que, con todo este marasmo económico financiero de alcance planetario, se aprovechara para eliminar el anonimato y la opacidad del sistema liberal que nos rige en los últimos 40 años. También sería deseable que los responsables del desaguisado dieran un paso al frente pidieran disculpas al personal y reintegraran aquello que volatizaron, porque el dinero no se ha esfumado.

Nacionalizar debería ser la excepción, nunca la norma.

Bernardo Fernández
Publicado en ABC el 22/10/08

21 d’octubre 2008

DONANT LA NOTA


Ja sabem que la vida és molt complicada i que sovint les coses no són com ens agradarien que fossin, però viure també és això, saber entomar la realitat tal com raja i no com a nosaltres ens agradaria.

Aquesta petita disquisició ve a tomb perquè aquests xicots de CiU no n’aprenen i han tornat a donar la nota. Ara, quan de veritat tenien l’oportunitat de ser decisius a Madrid votant els pressupostos, pactant introduir esmenes que poguessin beneficiar de debò a Catalunya, ara, que podien fer camí per una previsible entrada al govern, es despengen com els nens petits, amb una rabieta i diuen que no, que ells presentaran esmena a la totalitat. En contra partida PNB, Partit Nacionalista Basc, i BNG, Bloc Nacionalista Gallec, arriben a un acord amb el Govern i diuen que votaran sí. I ben fet que fan. És evident que trauran profit. Uns s’emportaran un grapat de milions d’euros cap a casa seva, és el cas dels gallecs i els altres, els bascos, compartiran la competència de desenvolupament i recerca amb el govern de Central. I els d’aquí, què? ... a mirar-se el mèlic. Que gairebé és l’única cosa que saben fer, perquè mullar-se, ajudar i donar un cop de mà, d’això res.

Aquesta és la crua realitat, aquests nois de casa nostra, dient no, ells solets es posen la corda al coll i s’ofeguen, a més a més de fer una feina inútil, perquè? Han dit que presentaran una esmena a la totalitat, és a dir una esmena de retorn. Això és impossible que tiri endavant, per a comprovar-ho només cal fer un senzill càlcul aritmètic: caldria que aquesta proposta la votessin 176 diputats, és a dir la majoria del Congrés i no oblidem que CiU té 10, i les aliances en aquests cas no es que siguin difícils, es que són impensables, per tant el que faran serà foc d’encenalls.

A Catalunya necessitem un partit de centre moderat. Temps enrere aquest paper ho va fer CiU amb la seva ambigüitat calculada. Ara amb la deriva cada vegada més patètica que estan fent Artur Mas i el seu equip ens manca un formació que aposti de manera ferma per ocupar aquest espai de centralitat i que sigui capaç de fer polítiques transversals sense enrocar-se en posicions utòpiques i passades de voltes. Veient aquesta situació hom pensa que potser el temps de Convergència democràtica de Catalunya s’està acabant i el temps d’Unió Democràtica de Catalunya està arribant.

Serà molt interessant observar i comentar l’evolució d’aquesta situació.

Bernardo Fernández
Publicat a: e-noticies.com 21/10/08

09 d’octubre 2008

JOC BRUT


Finalment, després de moltes converses, d’anades i tornades, es va aconseguir un acord de mínims sobre finançament en el debat de política general, dut a terme dies enrere en el Parlament de Catalunya.
Cert que aquest acord no és res de l’altre món, però, cert també que és al que es va poder arribar i com a tal s’ha de acceptar i respectar.
És evident que el pes de la negociació amb el Govern de Rodríguez Zapatero li correspon al president de la Generalitat José Montilla i al seu conseller Antoni Castells. Ells seran els màxims responsables dels resultats, tant si aquests són bons com si són dolents. Així és la vida i així és, també, la política.
En aquest context, a l’oposició, que ha signat el pacte, li queda el paper d’acompanyant, que no és un paper menor, però que, evidentment, no és el paper de “el noi de la pel·lícula”. I aquí és on li fa mal a Artur Mas i als seus. Ells no poden renunciar a ésser els protagonistes d’aquesta història. El finançament de l’autogovern és per la gent nacionalista una de les seves raons de ser. Per un partit com Convergència, amb unes característiques determinades, ells són els millors, els únics capaços d‘entendre i defensar la voluntat d’un poble. Per tant, de cap manera poden acceptar un paper secundari. Segons els seus criteris, això seria una fracàs tàctic, d’imatge, fins i tot ideològic. De fet, seria tant com admetre que l’esquerra pot defensar els interessos del país tan bé o millor que ells i això, amics meus, un nacionalista com cal, no ho podrà acceptar mai.
Per aquestes raons el líder nacionalista Artur Mas li va faltar temps, tant sols 48 hores, per a que en el Consell Nacional del seu partit demanés als socialistes i en especial al president Montilla que treballessin, que no es fessin enrere, que tranquessin amb el PSOE, etc, etc. És a dir, la cantarella de sempre, sense donar temps material per res.
Aquest no és el camí, així no es fan les coses, cal ser seriós i respectuós amb l’adversari i cal respectar allò que un de forma voluntària ha signat, o, potser, la signatura era només per sortir a la foto? Perquè aleshores, si fos així, estaríem parlant de joc brut.

Bernardo Fernández
Publicat el 8/10/08 a: e-noticies.com

01 d’octubre 2008

EL AMIGO ALEMAN


Disculparán los amables lectores la ironía que me he permitido con el título de este artículo. No acostumbro a frivolizar sobre asuntos que afectan a las personas. No obstante, en esta ocasión, me ha parecido adecuado algo de sarcasmo en la cabecera del escrito para provocar, cuando menos, una breve reflexión sobre esa tremenda enfermedad llamada Alzheimer. Una pandemia que afecta a miles de seres humanos de forma directa y a su entorno por extensión.

El Alzheimer es la demencia más frecuente. Se trata de una enfermedad neurodegenerativa que supone una enorme carga psicológica física e incluso económica para quien la padece y para los que están a su alrededor. A día de hoy es un mal irreversible, de diagnóstico tardío y del que se ignoran las causas. La población española afectada en estos principios del siglo XXI se sitúa al entorno de las 800.000 personas, – de éstas 80.000 en Cataluña-. Pero estas cifras, según los especialistas, son sólo el inicio, de no encontrar remedios eficaces, en los próximos veinte años el número de afectados se habrá doblado.

En la actualidad, se están invirtiendo sumas importantes de dinero en la investigación básica, de esa forma se podrá conocer el génesis y los orígenes de esta dolencia. Ahora bien, la aplicación practica, aquello que permita mejorar los tratamientos y disponer de fármacos que puedan frenar, o cuando menos, retardar la aparición de la enfermedad va para largo. Es muy posible que eso no suceda antes del año 2012 y entonces ya será tarde para toda una generación de afectados.

Un factor a tener muy en cuenta cuando se habla de esta pandemia es la rapidez con que se incrementa en edades avanzadas. Se calcula que afecta a un 5% de la población de más de sesenta y cinco años y al 40% de los de más de ochenta y cinco.

El Alzheimer y las enfermedades neurodegenerativas asociadas tienen un fuerte impacto en la calidad de vida, pero no sólo de los pacientes, sino, también, en su entorno más inmediato. La insuficiencia de infraestructuras adecuadas hace que tengan que ser las familias las que se hagan cargo de los enfermos. Esto genera una problemática que impide desarrollar el día a día con normalidad.

Desde un punto de vista sociológico estamos ante un proceso de deconstrucción vital. Los afectados de Alzheimer evolucionan perdiendo la noción de la realidad y en consecuencia el contacto con su entorno.

En términos coloquiales hay quien denomina a esta afección como “el amigo alemán”, esta expresión se explica porque el científico que la descubrió era de origen germánico.

Así pues, se nos plantea un futuro poco halagüeño en compañía de “El amigo alemán”, por eso haríamos bien colaborando todos, conforme a nuestras posibilidades. Así podríamos evitar tan ingrato compañero de viaje.


Bernardo Fernández
Publicado en ABC 1/10/08

TV3, "LA NOSTRA"?

TV3 es la televisión autonómica con más audiencia de España. Sus informativos son los más seguidos de Cataluña. No obstante, el modelo, q...