06 d’octubre 2013

LA ESPIRAL DEL SILENCIO



La teoría de la espiral del silencio parte del supuesto básico de que la mayor parte de las personas tienen miedo al aislamiento. Alexis de Tocqueville en el siglo XIX ya defendió que la gente puede preferir el error al miedo. Por eso, muchos conciudadanos, antes manifestar sus opiniones, primero tratan de identificar las ideas, para luego sumarse a la opinión mayoritaria o consensuada. En esta disyuntiva la principal fuente de información deberían ser los medios de comunicación, en especial los públicos, que facilitando la máxima información de forma neutra y veraz facilitaran a los ciudadanos las herramientas necesarias para que estos pudieran forjarse una opinión sin perjuicios previos.

Según Noelle-Neumann, un clima de opinión actúa como un fenómeno de contagio, ya que la opción mayoritaria se extiende rápidamente por toda la sociedad y decanta las tendencias hacia una determinada opción que cristaliza en adhesión y votos.

Es innegable que algo de eso está sucediendo hoy en Cataluña. Sin negar ni un ápice el éxito que supuso la Vía Catalana para la Independencia del pasado 11 de septiembre (un millón largo de personas salieron a la calle), es evidente que ninguna entidad, por potente que sea, si no cuenta con un gran apoyo logístico y, sobre todo, propagandístico, no puede llevar a cabo semejante proeza.

Y ahí, desde mi punto de vista, es donde nace una parte de los problemas que tenemos hoy en Cataluña, y ese es el embrión de gran parte de los que se nos avecinan: la falta de ecuanimidad de los medios de comunicación públicos.

Me consta que muchos conciudadanos se sienten amedrentados por el aparato de propaganda oficial. Para decirlo claro: se está ejerciendo un férreo control sobre la información y no se respetan unos mínimos estándares de verdad y objetividad. En esas circunstancias, como sostiene Manuel Cruz, se le hurta de este modo al ciudadano la posibilidad de llegar a las urnas (cuando sea) en condiciones democráticamente aceptables.

Y aquí, más pronto que tarde, deberemos ir a votar.



Bernardo Fernández

Publicado en ABC 02/10/13


CARTA ABIERTA A UN INDEPE

Apreciado Fulano de tal: Cientos de miles de personas -entre los que me incluyo-, durante más de cinco años, hemos sido asediados con f...