27 de febrer 2012

COMO DOS GOTAS DE AGUA


Para aprobar los presupuestos de la Generalitat de 2011 el Gobierno de CiU necesitó, además de sus propios votos, el voto favorable del Diputado Laporta y la abstención del PP. La historia se repite. Este año las cuentas para 2012 se han aprobado de la misma manera. Al principio se intuía que CiU y PP tenían un pacto no escrito, ahora se confirma, aunque los nacionalistas se obstinen en negarlo.
Nadie recuerda ya que Artur Mas fue al notario en 2006, ni tampoco que dijo: “que el PP se olvide de CiU en dos generaciones”. ¿Qué más da? Es evidente que por encima de alguna desavenencia puntual PP y CiU comparten valores y modelo de sociedad, por eso, no les resulta difícil practicar el “hoy por ti y mañana por mí”. Y es que, en realidad, son como dos gotas de agua
La maquinaría para firmar acuerdos funciona. Los apoyos que los nacionalistas están dando, ya sea en votos o en forma de declaraciones, a las reformas del Gobierno de Rajoy, tienen su respuesta inmediata en Cataluña. Un ejemplo: Mas dice que la música de la reforma laboral suena bien y a la semana siguiente los populares catalanes dan su apoyo a los presupuestos más restrictivos que se han aprobado jamás en el Parlament. La diferencia estriba en que mientras el papel de CiU es de mera comparsa, el PP en Cataluña lleva la voz cantante.
Es evidente que la estrategia utilizada por Alicia Sánchez Camacho en Cataluña cuenta con el beneplácito de la calle Génova de Madrid y de La Moncloa De ahí que la líder de los populares catalanes haya sido elevada a los altares políticos, (en el Congreso del PP celebrado en Sevilla, este fin de semana, ha sido designada Presidenta del Comité Electoral) pero, de momento, no se sentará a la diestra de Mariano Rajoy. Tiempo habrá.

Bernardo Fernández
bernardofernández.blogspot.com/
publicado en ABC 22/02/12

CARTA ABIERTA A UN INDEPE

Apreciado Fulano de tal: Cientos de miles de personas -entre los que me incluyo-, durante más de cinco años, hemos sido asediados con f...