19 d’abril 2013

SALVAR EL PAÍS

Quizá los dos ejecutivos tripartitos que gobernaron Cataluña entre los años 2003 y 2010, lo hicieron con excesivo ruido mediático, en especial el segundo. Eso hizo que se generara una sensación de caos gubernamental e incerteza en la sociedad catalana que facilitó a los nacionalistas, liderados por Artur Mas, su regreso a la Generalitat con relativa facilidad. A CiU le bastó con extender la idea de que el iban a “levantar” una Cataluña supuestamente hundida por la izquierda para obtener una mayoría parlamentaria que, sin ser absoluta, permitía gobernar con bastante comodidad. Pero la realidad suele ser tozuda y cuando aún no habían trascurrido dos años, Artur Mas al frente del “Govern dels millors”, puso fin a la legislatura más breve del Parlament, con un balance más que discreto.


Al convocar elecciones de manera tan temprana Mas pretendía una mayoría “excepcional” que le permitiera, por un lado, prescindir del PP que había sido su soporte habitual en el Parc de la Ciutadella, y, por otro, obtener el apoyo electoral suficiente para iniciar el anhelado proceso de secesión. No faltaron entonces los visionarios que vaticinaban que Artur Mas pasaría a la historia como el gran estadista que dotaría a Cataluña de estructuras de Estado y que llevaría a su pueblo por el camino de la soberanía plena. Hoy, para una buena parte de ciudadanía, el President no es más que un político mediocre ya amortizado al que sus correligionarios le están buscando sustituto.

Ahora, cuando han pasado poco más de cien días de la toma de posesión del nuevo Gobierno, la realidad es francamente desoladora. Mas ha tenido que pedir ayuda a los socialistas. Un partido al que demonizó durante años como responsable de la crisis. Y que, además, ha rechazado seguirle en su apuesta por la independencia. Por otra parte, es evidente que la fórmula neoliberal de la austeridad presupuestaria pura y dura, nos hace más pobres y en consecuencia más vulnerables. Pues bien, aun y así Artur Mas, se empeña en decir que: “No está en juego el Gobierno, está en juego el país”. Falso. Lo que está fracasando estrepitosamente es la apuesta neoliberal y la mayoría soberanista que conforman CiU y ERC son fuegos de artificio vacíos de contenido.

En circunstancias como esta sólo admitiendo la realidad es posible rectificar, pero no parece que Artur Mas esté por la labor.



Bernardo Fernández

Publicado en ABC 17/04/13



1 comentari:

Anònim ha dit...

canadian pharmacy cialis 20mg i forgot my password
[url=http://buycialis-us.com]buy cialis
[/url] canadian pharmacy cialis 20mg you cannot post new topics in this forum
- buy cialis

CARTA ABIERTA A UN INDEPE

Apreciado Fulano de tal: Cientos de miles de personas -entre los que me incluyo-, durante más de cinco años, hemos sido asediados con f...