14 de novembre 2011

LA ASIGNATURA PENDIENTE



Si las encuestas no se equivocan, Mariano Rajoy será, dentro de poco más de diez días, el nuevo Presidente del Gobierno de España. Se cerrará así el ciclo electoral iniciado con las elecciones catalanas del pasado otoño que supuso la derrota de las fuerzas de izquierda gobernantes en Cataluña. Después, en los comicios municipales, celebrados en la primavera de 2011, se hizo patente el declive de la izquierda. A día de hoy todos los sondeos indican que el PP ganará las elecciones del 20-N. La duda estriba en saber si será por mayoría absoluta o necesitará soportes para gobernar. De todos modos como dice el refrán, “no conviene vender la piel del oso antes de cazarlo”. Por eso, los populares deberían ser muy cautelosos ya que ellos han padecido en sus propias carnes remontadas y vuelcos electorales y, como recuerda Rubalcaba, “nada está escrito”.
La clave está en los 2,5 millones de indecisos, la gran mayoría votantes socialistas. Y aunque decidieran volver a votar PSOE estaríamos en un escenario similar al del año 2000. En contrapartida, los sondeos confirman la fortaleza electoral del PP que mantiene el voto de 2008, a la vez que los socialistas pierden la mitad de los obtenidos en 2003.
De todas formas, Cataluña es la asignatura pendiente del los populares. Mientras que en el conjunto de España la marea azul -así es como llaman algunos al movimiento que se está generando entorno al PP- puede producir un tsunami que arrase cuanto se encuentre a su paso, aquí, en Cataluña, el proceso electoral no va a pasar de ser un vientecillo racheado. Según esas mismas encuestas el PSC volverá a ganar las elecciones generales, y el PP quedará en un discreto tercer lugar, por detrás de CiU. Poca cosa para sentirse satisfechos. Pero ya verán como la noche de autos nos dicen que han cosechado una gran victoria, también en Cataluña. Así son algunos políticos.

Bernardo Fernández
Publicado en ABC 9/11/2011