05 de maig 2011

EL QUID E LA CUESTIÓN



Estos días los nacionalistas catalanes están eufóricos ante la posibilidad de alcanzar la alcaldía de Barcelona en las elecciones municipales del próximo 22 de mayo.
Dadas las circunstancias, CiU necesita en la capital catalana un edil sumiso que bendiga las políticas de desguace del Estado del bienestar que está llevando a cabo el “Govern dels millors”. El quid de la cuestión es que Hereu ha demostrado ser un Alcalde que defiende a capa y espada los intereses de los barceloneses. Precisamente por eso, días atrás acudió al Parlament para exigir que se cumpla la Moción, aprobada por unanimidad de todos los grupos de la Cámara, según la cual el Ejecutivo se compromete a no aplicar recortes en Barcelona.
Mientras, el candidato Trias calla como un muerto, o lo que es peor, pierde los papales y acusa al Alcalde de “fer la mona” (hacer el tonto) por defender los intereses de los ciudadanos. Pero es que los ciudadanos queremos un Alcalde que vele por nuestros intereses, que se oponga a los recortes en sanidad y en educación, que son la base del Estado social. Hereu ha dicho con claridad meridiana que no admitirá recortes. En cambio, no sabemos cual es el criterio de Trias respecto a recortes que afectan a servicios públicos esenciales. Los barceloneses nos oponemos a la suspensión del servicio de metro por la noche y la anulación de estaciones de la línea 9. Asimismo, rechazamos el recorte en la dotación de mossos o los ajustes en cultura. Queremos una ciudad cosmopolita y para eso, entre otras muchas cosas, ha de de ser segura y culta. Ante esta situación, el silencio del alcaldable nacionalista es vergonzoso, propio de alguien con pocas ideas y menos estilo. Es la lógica del que se sabe incapaz de ofrecer un proyecto de ciudad que genere ilusión
Si eso es el cambio, como dice un buen amigo, virgencita, virgencita que me quede como estoy.
Bernardo Fernández
Publicado en ABC 04/05/11

CARTA ABIERTA A UN INDEPE

Apreciado Fulano de tal: Cientos de miles de personas -entre los que me incluyo-, durante más de cinco años, hemos sido asediados con f...